Artículos

¿Un wearable con llantas? Claro, tu auto conectado

Comparte este contenido:

La industria trabaja en crear un dispositivo portátil más en nuestra vida, que sea capaz de compartir con otros equipos similares datos e información personalizada gracias a las apps: el auto conectado.

 

La diferencia entre el reloj inteligente que llevas en la muñeca y un auto conectado, hoy en día más populares en las calles, no es tan grande como piensas. De hecho estos vehículos y los llamados wearables comparten muchas similitudes. 

En primer lugar, hacen un llamado a un número de componentes similares y servicios, tales como sensores, pequeñas computadoras y fuertes procesadores “a bordo” y usan casi a los mismos proveedores de telecomunicaciones para estar conectados a internet. En segundo lugar, su razón de ser es mejorar la vida del usuario, reuniendo las herramientas que necesitan cuando se necesitan.

 

Aunque pueden diferir en tamaño, uso, precio y hasta conexión, los autos inteligentes y la tecnología vestible, como puede ser el smartwatch que antes mencionamos, proporcionan experiencias específicas a los usuarios, personalizada casi siempre, que es el motivo y la similitud entre todos los desarrollos de esta industria. De hecho, a menudo significa que los dos dispositivos deben trabajar juntos sin problemas.

 

Cada una de estas tecnologías tiene una serie de funciones y capacidades que pueden unirse y crear una experiencia específica del cliente, llevar ecosistemas personalizados a cualquier lado, desde el hogar al trabajo, al campo, al viaje, a donde se pueda.

 

Key Insight

  • Aunque pueden diferir en tamaño, uso, precio y hasta conexión, los autos inteligentes y la tecnología vestible proporcionan experiencias específicas a los usuarios
  • Algunas fabricantes de automóviles inclusive están trabajando en apps de conexión con el vehículo para, a través del smartwatch, calentar o enfriar el interior a distancia
  • El futuro del auto conectado es enorme, con un gran apetito por parte de los servicios digitales globales, y el internet de las cosas que crece a su alrededor.

Un ejemplo de esto en acción es la conectividad en la música. Mientras que el conductor suele empezar su viaje en el coche y seleccionar una playlist personalizada en cualquier servicio enstreaming, a menudo continúa una vez que han aparcado. Esto significa que al llegar a su destino, continuará escuchando su selección en su smartwatch con unos audífonos, o al llegar a su trabajo conectándose a su computadora fija.

 

En navegación, por ejemplo, el usuario no tendrá que introducir su destino de nuevo una vez que haya salido del vehículo. Esto significa que el coche y el reloj inteligente deben estar sincronizados para trabajar juntos y crear la última experiencia de viaje.

 

Otro ejemplo que puedes ver hoy en día es el de los planificadores de ruta que pueden compartirse entre equipos vestibles y autos conectados, con el uso de algunas aplicaciones. Al navegar, aún estando en movimiento, se comparte información, como encontrar estacionamientos disponibles antes de que se llegue a un destino.

 

Algunas fabricantes de automóviles inclusive están trabajando en apps de conexión con el vehículo para, a través del smartwatch, calentar o enfriar el interior a distancia. Esto significa que cuando entras al coche, ya está a la temperatura perfecta, ideal para mercados con condiciones climáticas extremas. La aplicación también te permite planificar la ruta antes de tu viaje y da un seguimiento de las condiciones de la unidad.

 

Algo muy común hoy en día es utilizar los relojes inteligentes como llaves de tu vehículo. Esto te puede dejar con la certeza de que la herramienta de encendido y apertura de puertas no se te perderá fácilmente, o se te dañará cuando estás fuera del auto.

 

El futuro del auto conectado es enorme, con un gran apetito por parte de los servicios digitales globales, y el internet de las cosas que crece a su alrededor. La industria, con sus empresas establecidas desde hace tiempo, busca encontrar que estas novedosas unidades puedan convertirse en el último dispositivo portátil que uses diariamente en tu vida.

Descubre más

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.