Artículos

¿Qué sucede con las apps de taxis?

Comparte este contenido:

La falta de rigor en la contratación de chóferes, así como la desatención a las calificaciones, nos preguntamos, ¿qué pasa con las apps de taxis y su seguridad?

Actualmente hay una app en tu smartphone para casi todo, y una de las más usadas son las que te ayudan a solicitar un taxi, que se asegura son de las más seguras para los usuarios y los mismos conductores, por las plataformas de suscripción y requisitos para que un chofer pueda trabajar bajo la marca de Uber o Cabify en México. Si esto es así, entonces seguramente te estarás preguntando, ¿qué está sucediendo con las apps de taxis?

 

KEY INSIGHT:

  • Cuando descargas la aplicación de una de estas empresa, aceptas los términos y condiciones de forma predeterminada, incluido el hecho de que estas firmas en internet se absuelven de cualquier cosa que te suceda.

Vamos a explicarte primero su funcionamiento. A diferencia de las compañías tradicionales, los conductores de Uber o Cabify usan sus autos y pagan por su gasolina y sus gastos. La compañía es principalmente una plataforma de redes sociales para pasajeros y choferes. La aplicación conecta a los conductores con los controladores mediante la tecnología GPS. La empresa procesa los pagos, que son hechos por los pasajeros a través de la tarjeta de crédito que agregaron a la plataforma al suscribirse al servicio. Las empresas toman un corte de cada tarifa y depositan directamente el resto del dinero en la cuenta del conductor.

 

Estas empresas usan también un sistema único. Después de que termina la ruta, tanto el conductor como el pasajero se califican entre sí. Los usuarios comentan aspectos como la rapidez del servicio y la limpieza del vehículo. Los conductores, el comportamiento de los pasajeros. Mientras que esta calificación puede ser útil para los conductores y los usuarios, puede que no reflejen los reales riesgos a los que se enfrentan ambos en un viaje, o si realmente son tomados en cuenta.

 

Ante el boom del negocio, las plataformas de taxis personalizados han comenzado a dar a diestra y siniestra los permisos para trabajar con ellos, descuidando los procesos de aplicación, poniendo en riesgo a los usuarios, y los ejemplos hoy pululan en muchos países, donde secuestros, violaciones y asesinatos han comenzado a llevar a que se dude de la seguridad que tanto prometían estas empresas.

 

Por ejemplo, ya no se es tan rígido en que los conductores muestren prueba de residencia, buena salud e higiene, y tener una licencia de conducir. Poco se revisa el tener antecedentes penales limpios, y mucho menos se complementa el entrenamiento de manejo de taxis. Por el contrario, en países como Estados Unidos a los potenciales conductores de taxis se les solicitan huellas dactilares y pasar un chequeo de antecedentes penales del FBI a escala nacional.

 

Mientras que las compañías afirman hacer una verificación de antecedentes penales que se remonta a siete años, estos controles no siempre funcionan. Varios taxistas han comentado que conocen a compañeros que tienen antecedentes de violencia ,que han estado presos, y que falsifican papeles en el mejor de los casos, pues en muchos ni siquiera se les realiza una investigación.

 

Sin embargo, esto no es lo único. Otros choferes ex trabajadores de las principales aplicaciones, aseguran que muchos compañeros han recibido quejas a través de las plataformas de calificación en internet, y no hay consecuencias. ¿Dónde está entonces el trabajo de los sistemas de automatización que prometían hacer un buen seguimiento del servicio?

 

El problema actual de no regular correctamente estas aplicaciones, es que debido a que los conductores de estas apps se clasifican como contratistas independientes, la compañía niega cualquier responsabilidad cuando hay un delito, y sólo “ayudan en la investigación”.

 

Cuando descargas la aplicación de una de estas empresa, aceptas los términos y condiciones de forma predeterminada, incluido el hecho de que estas firmas en internet se absuelven de cualquier cosa que te suceda, ya sea un accidente, lesión, robo, ataque físico, violación o muerte. ¿Qué opinas al respecto?

Ebook: Big Data para PYMES ¿se puede?

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.