Artículos

¿Qué pasa con la neutralidad de la red en Estados Unidos?

Comparte este contenido:

La neutralidad de la red peligra en Estados Unidos, y varias empresas se preparan para dar lucha contra la FCC y evitar este cambio.

Seguramente habrás leído que la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) publicó oficialmente sus regulaciones que, de aprobarse, reemplazarían las reglas de neutralidad de la red aprobadas en 2015.

 

KEY INSIGHT

Los analistas aseguran que esta votación tendrá un impacto negativo en las pequeñas y medianas empresas de internet, y tiene el potencial de reducir los empleos y el crecimiento económico en todo el sistema.

Esas reglas, respaldadas por el entonces presidente Barack Obama y aprobadas por la comisión cuando estaba presidida por el demócrata Tom Wheeler, prohibieron el bloqueo y la limitación del contenido legal buscado por el consumidor en línea.

 

El actual presidente de la FCC, Ajit Pai, un republicano designado por el presidente Donald Trump, votó en contra de esas reglas como comisionado y ha defendido otra estrategia: menos regulaciones para liberar a los proveedores de servicios de internet (ISP) y, supuestamente, invertir mejor e innovar.

 

El anuncio de Pai sobre las nuevas reglas propuestas, y la publicación del documento de más de 200 páginas, desencadenaron un clamor de debate sobre el tema, que probablemente continuará incluso después de que la FCC, controlada por los republicanos, pase a la orden en la reunión de la comisión el próximo 14 de diciembre.

 

Recuerda que los opositores, incluidos los grupos de interés de los consumidores, Demócratas del Congreso y pequeñas y grandes empresas que ofrecen el servicio de internet, condenan el cambio de las normas de 2015 como una medida que reduce la competencia, y otorga demasiado poder a grandes ISP como Charter, Comcast y otros.

 

Los analistas aseguran que esta votación tendrá un impacto negativo en las pequeñas y medianas empresas de internet, y tiene el potencial de reducir los empleos y el crecimiento económico en todo el sistema, en beneficio de una muy pequeña organización.

 

Pero los proponentes, incluidos los grupos comerciales de telecomunicaciones e ISP, pregonan el plan de la FCC como una forma templada de neutralidad de la red.

 

Las nuevas reglas requerirían que las empresas que venden internet divulguen cualquier bloqueo, regulación y priorización del contenido, lo que algunos llaman un “carril rápido”, de su propio contenido o el contenido de un socio por pago o no. Las reglas de 2015 prohibieron el bloqueo, la aceleración y la priorización pagada. Los estados también tienen prohibido promulgar sus propias leyes que entrarían en conflicto con las regulaciones de la FCC.

 

Este requisito de transparencia de la FCC, y el restablecimiento de la Comisión Federal de Comercio para supervisar los servicios de banda ancha, proporciona a ambas agencias gubernamentales la autoridad para tomar medidas contra cualquier ISP que no hagan prácticas desleales, y, si es necesario, hacer cumplir prácticas anticompetitivas o engañosas.

 

Otro factor es que la propuesta de la FCC también termina con un “Estándar de Conducta de Internet” que se había creado para proteger prácticas que afectaran a los consumidores.

 

Ese estándar, según el nuevo mandato, “ha minado modelos comerciales innovadores”. El documento asegura que “las reglas de conducta son innecesarias, porque el requisito de transparencia que adoptamos, junto con las leyes antimonopolio y de protección del consumidor, garantiza que los consumidores tengan los medios para tomar medidas correctivas si un ISP se involucra en un comportamiento incompatible con un Internet abierto”.

 

Muchas empresas están impulsando a que los ciudadanos contacten a sus representantes en el Congreso para lograr que los republicanos insten a Pai a no proceder, una vez que reconocen que la derogación de las reglas de neutralidad de la red es muy impopular y los lastimará en las urnas en 2018.

 

La opinión de una gran parte de los analistas es que la aprobación de las nuevas reglas creará “una crisis que el Congreso se sentiría obligado a abordar”. El resultado podría ser un proyecto de ley bipartidista. Es probable que estos cambios sean tan impopulares que sería impactante si se les permite permanecer de pie por mucho tiempo. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Descarga ebook ¿Qué es IoT?

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.