Artículos

Mexicano inventa la cápsula antisísmica que te salvará la vida

Comparte este contenido:

¿Has pensado en la posibilidad de que un huevo de dinosaurio te puede salvar la vida en caso de un desastre natural? Un mexicano lo hizo posible, conoce cómo lo logró.

KEY INSIGHT

Si se adquiere para un edificio de 10 niveles fabricado con acero y losa, la empresa garantiza la resistencia, pero si la persona se muda a uno de 15 o de 20 niveles, de concreto armado, tiene más de 30 años y está en una zona muy sísmica, entonces la garantía del dispositivo adquirido se pierde. No puede usarse el mismo, se requerirá de otro

Reynaldo Vela, ganador del Premio de Ingeniería de la Ciudad de México 2009, desarrolló una cápsula antisísmica de forma ovoide, la K-107, la cual permitirá que una persona sobreviva al menos un mes después de enfrentar algún desastre implacable de la naturaleza.

La K-107 mide dos metros de largo por 80 centimetros en su parte más ancha, cuenta con localizador GPS y en su interior se puede disponer de 250 milímetros diarios de agua en forma de gel, sistema de oxígeno, varias baterías de litio y un depósito de desechos.

El contenedor simula un huevo de dinosaurio y fue creado para proteger a las personas en caso de derrumbes causados por terremotos o hasta en caso de huracanes, deslizamientos de tierra o fugas de gas. El dispositivo evitará que algún plafón caiga encima de las personas, se electrocuten o se intoxiquen.

La idea de crear una cápsula con forma de huevo se originó después de practicar con más de 2,000 figuras geométricas y encontrar que la más resistente es la elíptica o convexa en los polos, la cual permite resistir de 10 a 600 toneladas de fuerza de impacto.

Elaborada con una mezcla de materiales diversos, incluyendo una aleación de polvo de titanio con acero, la cápsula se conecta con la alerta sísmica y tiene su propia alerta de respaldo las cuales se activan al iniciar un sismo e informan a la persona sobre la magnitud y duración del temblor.

Los aditamentos que se incluyen dentro de la cápsula como el tanque de oxigeno, permiten al ocupante respirar durante un mes y provee de iluminación, enviando señales para que quienes buscan sobrevivientes puedan hallarlo por su localizador global.

La persona que quede resguardada en la capsula podrá alimentarse con un producto vegetal a base de amaranto que tiene gran contenido en proteínas, vitaminas, minerales y que la NASA ha utilizado con los astronautas.

El precio de la cápsula puede oscilar desde los 40 mil hasta los 250 mil pesos, el cual puede variar de acuerdo a las necesidades del usuario, ya sea que se utilice para el sector industrial, centrales eléctricas, refinerías o lugares donde es necesario resguardar a los operadores que se encuentran en constante peligro.

El proyecto se lanzó en 2015 y se han empezado a comercializar cápsulas con mayor demanda a partir del terremoto del 19 de septiembre de 7.2 grados, el cual detonó casi en 500 muertes en 10 estados del país.

Después de que Vela se asociara con Flabio Mericio para crear la empresa llamada Adrómeda Instruments, y poder darse abasto en la producción de 8,000 cápsulas que están en lista de espera, su siguiente objetivo es instalar una planta en la Aguascalientes para producir 5,000 unidades al mes.

¿Tu ya estás innovando? No te quedes atrás y revoluciona el mercado con tu creación.

Ebook 4 Secretos para Innovar

Autor: Viridiana Olivares

Comunicóloga especializada en Medios Digitales con experiencia en la Industria de Tecnologías de la Información. Ha colaborado en medios dirigidos al canal de distribución TIC y actualmente coordina el desarrollo de contenidos para Telcel Empresas.

Autor: Viridiana Olivares

Comunicóloga especializada en Medios Digitales con experiencia en la Industria de Tecnologías de la Información. Ha colaborado en medios dirigidos al canal de distribución TIC y actualmente coordina el desarrollo de contenidos para Telcel Empresas.