Artículos

Manufactura aditiva o impresión 3D para aviones, así funciona

Comparte este contenido:

La manufactura aditiva es la impresión en 3D de un diseño que se crea previamente en un programa de software.

KEY INSIGHTS:

  • La manufactura aditiva sirve para crear materiales a partir de diseños asistidos por computadora.
  • Los materiales que se usan en la impresión digital 3D son: metal, nylon, PET, PLA entre otros.
  • La industria aeroespacial se beneficia particularmente al utilizar manufactura aditiva.

La manufactura aditiva es una tecnología que sirve para crear materiales a partir de diseños asistidos por computadora; en otras palabras, es la impresión en tercera dimensión (3D) de un diseño que se crea previamente en un programa de software.

Este proceso consiste en dos etapas:

  1. El diseño de los productos, que se realiza mediante un programa de software o un escáner 3D para reproducir objetos reales.
  2. La fabricación del producto –de manera automatizada, capa por capa– que es el resultado material y en 3D del diseño antes elaborado; los materiales físicos de este producto pueden ser de muy diverso tipo: metal, plástico, nylon, PET, PLA entre otros.

Mediante esta tecnología, la manufactura aditiva permite fabricar materiales muy variados  cuyos diseños son muy singulares y que se pueden modificar en  el proceso mismo en que se están manufacturando, porque su producción individualizada no requiere de moldes ni patrones estandarizados; por lo demás, este proceso evita ensamblar partes debido a que el producto que se fabrica es de una sola pieza y con un alto grado de complejidad y diversidad de materiales.

Manufactura aditiva en aviones

La industria aeroespacial particularmente se beneficia al utilizar manufactura aditiva en la fabricación de piezas para aviones y productos afines, como drones; numerosas empresas de este sector están empleando esta tecnología para manufacturar piezas aeronáuticas que requieren de una especial versatilidad en el diseño y la manufacturación.

Piezas metálicas pequeñas, ligeras, así como metálicas y complejas, diseñadas a  partir de necesidades muy particulares, como asientos de avión,  carriles y alas de hasta un metro de largo, es posible fabricar mediante manufactura aditiva; algunas empresas como Arconic y Airbus han unido esfuerzos para fabricar piezas con esta tecnología empleando una técnica de fusión de haz de electrones, que es una de las más rápidas de cuantas existen.

Algunos de los productos que la industria aeronáutica está fabricando por medio de manufactura aditiva son: asientos para avión que reducen su peso hasta en un 54%; piezas para helicópteros como paletas guía y otras que forman parte de la cámara de combustión, lo cual disminuye los costos de producción y aumenta la velocidad del helicóptero en un 30%; y piezas para los motores de aviones como las de sujeción, colectores de combustible y boquillas de inyección fabricadas con níquel y titanio, lo que reducen el peso de estos productos en un 50%.

Existen otras piezas que se producen con esta tecnología para la industria aeronáutica como páneles de fuselaje; el 80% de las partes del avión no tripulado llamado UAV que permitió aumentar su velocidad notablemente; diversas piezas del Tornado GR4, un avión de la Fuerza Aérea Británica; turbinas aeroespaciales; así como la fabricación completa de los drones Perdix del Ejército de EUA.

Con estos ejemplos –hay más– relativos sólo a la industria aeroespacial, nos podemos dar una idea de los alcances que posee el uso de la manufactura aditiva; enlistemos ahora las ventajas que esta tecnología aporta tanto a esta industria como a cualquier otra.

Ventajas de la manufactura aditiva

  • Disminución de costos. La manufactura aditiva genera disminución en los costos debido a que se usa menos material en el proceso de producción, a que no genera residuos en el mismo y a que las máquinas que se utilizan incluyendo la reposición de sus partes resultan más económicas.
  • Disminución en los tiempos de producción. Según los cálculos de empresarios que han accedió a esta tecnología, el tiempo de producción disminuye entre un 40% y un 90%, en razón de que la manufactura aditiva requiere de menos insumos y trabajo, y a que el diseño de los productos ahorra tiempo en la comunicación y transportación de los mismos, por hacerse todo de manera digital.
  • Personalización y eficiencia del diseño. La manufactura aditiva permite ir más allá de la estandarización y realizar diseños personalizados, únicos y específicos, de acuerdo con las necesidades particulares de que se trate; además, fabrica productos con un material ligero, a excepción del uso del metal. 

Aunque las ventajas de la manufactura aditiva son muchas, ello no significa que otros tipos de fabricaciones estén en proceso de extinción; más bien, la tendencia es que la manufactura aditiva conviva con otras formas de crear y ensamblar materiales.

¿Quieres conocer más sobre la industria aeroespacial? Visita FAMEX 2019

Regístrate y descarga gratis el whitepaper: Las 5 mejores prácticas para la adopción de servicios M2M

Autor: Jorge García

Escritor e investigador, de temas relacionados con la juventud, la lingüística, la literatura y el futuro de la cultura, su interés principal es estudiar y reflexionar sobre los riesgos y beneficios de la artificialidad tecnológica. Actualmente escribe un libro sobre ello.

Autor: Jorge García

Escritor e investigador, de temas relacionados con la juventud, la lingüística, la literatura y el futuro de la cultura, su interés principal es estudiar y reflexionar sobre los riesgos y beneficios de la artificialidad tecnológica. Actualmente escribe un libro sobre ello.