Artículos

Los 5 retos de la robótica para tener un mayor impacto en la sociedad

Comparte este contenido:

Existen varios retos que debe cumplir la robótica para ser considerada una tecnología que tenga un buen impacto social, y vamos a mencionarte las más apremiantes para el ser humano.

La robótica enfrenta hoy en día diversos retos para tener ese impacto social que tanto se busca desde hace décadas. La mayoría de los desafíos están relacionados con las tecnologías habilitadoras, como la inteligencia artificial (IA), materiales ideales, la percepción, las fuentes de energía, etc. Por supuesto, la ética también formó parte de la lista.

KEY INSIGHT

La mayoría de los desafíos están relacionados con las tecnologías habilitadoras, como la inteligencia artificial (IA), materiales ideales, la percepción, las fuentes de energía, etc. Por supuesto, la ética también formó parte de la lista.

Vamos a platicarte de cinco retos de la robótica para que el impacto social sea mayor en los próximos años:

Robótica suave

Primero hay que hablar del gran trabajo que se está haciendo para crear músculos artificiales, la llamada robótica suave, con estrategias de ensamblaje que ayudarán a desarrollar la próxima generación de robots autónomos que son multifuncionales y eficientes en el uso de la energía. Además, más “humanos”.

Los robots inspirados en la naturaleza son cada vez más comunes en los laboratorios. La idea principal es crear máquinas que funcionen mejor como los sistemas eficientes que se encuentran en la naturaleza.

Se busca crear robots con características como soporte corporal, reducción de peso, protección contra impactos, computación morfológica y movilidad.

Robots energéticamente eficiente

Lo segundo es tener mejores fuentes de energíaLos robots, típicamente, son ineficientes en energía. Mejorar la vida útil de la batería es un problema importante, especialmente para drones y robots móviles. Afortunadamente, la mayor adopción de estos sistemas está llevando a nuevas tecnologías de baterías que son asequibles, seguras y duraderas.

Se está trabajando para que los componentes de un robot sean más eficientes energéticamente. Hay que mirar a los robots que necesitan operar de forma inalámbrica en entornos no estructurados, los cuales en un futuro extraerán energía de la luz, de vibraciones y el movimiento mecánico.

También se están realizando investigaciones para mejorar la tecnología de la batería más allá de las opciones de hidruro de níquel-metal e ión litio disponibles actualmente.

Enjambres de robot

La comunicación en enjambres de robots. Puede que ello sea complicado, porque las máquinas necesitan detectar no sólo el entorno, sino también cada robot en el enjambre. También necesitan comunicarse con los otros equipos, mientras actúan de manera independiente.

Los llamados bucles de percepción-acción son fundamentales para crear máquinas autónomas que funcionan en entornos no estructurados. Los enjambres de robots requieren que su capacidad de comunicación esté integrada en este circuito de retroalimentación. Por tanto, los bucles de percepción-acción-comunicación son clave para diseñar enjambres de robots. Actualmente no hay enfoques sistemáticos para hacer esto en grupos grandes.

Sin embargo, con la caída de los precios y el aumento del rendimiento de los sensores, procesadores, dispositivos de almacenamiento y hardware de comunicaciones, se conducirá a avances significativos de enjambres de máquinas que se podrán comunicar entre ellos en los próximos cinco a diez años.

Con ello también se va a mejorar el que, por ejemplo, autos y drones se muevan por entornos no mapeados.  Se ha logrado un progreso significativo en lo que respecta a los robots que perciben y navegan por sus entornos. Basta con mirar los autos que conducen por sí mismos, por ejemplo.

Las técnicas de mapeo y navegación continuarán evolucionando, pero los futuros robots deben poder operar en entornos que no están mapeados y son poco conocidos.

Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial como apoyo de la robótica. Aunque , todavía hay un largo camino por recorrer para replicar y superar todas las facetas de la inteligencia que vemos en los humanos, la clave es combinar el reconocimiento de patrones avanzados y los modelo de razonamiento.

La inteligencia artificial que puede aprender tareas complejas por sí misma, con un mínimo de datos de entrenamiento, también es crítica. AlphaGo Zero, de DeepMind, es un buen ejemplo de esto, pero aún no tenemos sistemas que puedan hacer esto fácilmente a través de tareas y dominios heterogéneos.

Interfaces cerebro-computadora

Las interfaces cerebro-computadora (BCI) permiten que algunos dispositivos y máquinas sean controlados por tu mente. Un trabajo en el que Elon Musk trabaja constantemente.

Los BCI podrían ser bastante útiles para aumentar las capacidades humanas en el futuro, pero el desafío es desarrollar la tecnología para una adopción más amplia.

El equipo para detectar señales cerebrales es costoso y engorroso, y el procesamiento de datos puede ser complicado. También hay un largo periodo de entrenamiento, calibración y aprendizaje.

Johnny Matheny, quien perdió su brazo contra el cáncer en 2005, es la primera persona que vive con un brazo robótico avanzado controlado por la mente. En diciembre de 2017, investigadores del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins entregaron el brazo a Matheny en su casa en Port Richey, Florida. Este centro ha recibido más de 120 millones de dólares del Departamento de Defensa de los Estados Unidos para ayudar a pagar el desarrollo del brazo en los últimos diez años.

Acciones para crear robots

Finalmente todo ello debe preocuparnos por temas como la ética en la creación de robots. Las tareas sensibles que deberían requerir supervisión humana podrían delegarse por completo a los robots, pues los humanos ya no se harán responsables por los fracasos, y eso es sensible a debatir y a crear regulaciones. Mucho se asegura que la Inteligencia Artificial podría erosionar la libertad humana, sobre todo si se usa de manera antiética, por lo que antes hay que discutir nuevas políticas y regulaciones de uso. ¿Qué piensas al respecto?

ebook inteligencia artifical

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.