Artículos

Las claves que debes conocer para comenzar el año emprendiendo

Comparte este contenido:

Existen algunas claves para iniciar 2019 con un buen emprendimiento, y te explicamos como puedes alcanzar el éxito

Inicia un nuevo año, y muchos emprendedores comienzan a barajar las diferentes claves para arrancar 2019 con un negocio propio. Ante ello es importante que recuerdes que existen importantes pasos a seguir para llegar al éxito, y vamos a contarte de algunos que no debes olvidar para llevar tu startup a niveles altos.

KEY INSIGHT

Todos queremos hacer millones de pesos con nuestra idea. ¿Pero a qué estás dispuesto a renunciar para alcanzar esa meta? ¿Cuántas horas a la semana trabajarás de manera continua? ¿A qué distancia de tu zona de confort estás dispuesto a estirarte? ¿Hasta dónde llegará tu familia contigo?

Primeros pasos

Puede sonarte un poco absurdo, pero debes conocerte a ti mismo, qué te motiva a emprender, qué cantidad de dinero puedes arriesgar y qué estás dispuesto a hacer para triunfar. Te podría decir inclusive que tu idea, por buena que sea, no llegará a dónde quieres si además no cuentas con experiencia en los negocios, por lo que debes rodearte de personas ad hoc para cada tarea de una empresa.

Todos queremos hacer millones de pesos con nuestra idea. ¿Pero a qué estás dispuesto a renunciar para alcanzar esa meta? ¿Cuántas horas a la semana trabajarás de manera continua? ¿A qué distancia de tu zona de confort estás dispuesto a estirarte? ¿Hasta dónde llegará tu familia contigo? Para tener éxito, mantén los planes de negocios en línea con sus metas y recursos personales y familiares.

¿Cuál es la idea?

Elige el negocio adecuado. La vieja fórmula es encuentra una necesidad y llénala. Créeme, todavía funciona. La clave del éxito es encontrar las necesidades que puedes satisfacer, y que generarán suficientes ingresos para construir un negocio rentable.

Asegúrate de que realmente hay un mercado para lo que quiere vender, no importa que sea un producto o servicio. Uno de los errores más grandes que cometen los emprendedores es asumir que muchas personas querrán comprar su idea, porque al propietario de la empresa le gusta o conoce a una o dos personas que quieren el producto o servicio. Para minimizar su riesgo de pérdida, nunca asumas que hay un mercado.

Investiga la idea. Habla con potenciales prospectos reales (que no son familiares y amigos) para averiguar si lo que quieres vender es algo que les interesa comprar y, si es así, qué pagarán por el producto o servicio.

Establece el plan

Si no estás buscando inversionistas o poniendo una gran suma de dinero en el negocio, es posible que no necesites un plan de negocios elaborado, pero aún así necesitas uno que especifique tu objetivo, el destino, y que luego establezcas al menos un mapa esquemático de cómo llegarás a donde quieres ir.

El plan cambiará a medida que progreses y aprendas más sobre tus clientes y la competencia, pero seguirá ayudándote a mantenerte enfocado y en la dirección correcta.

Habrás escuchado que algunas personas aconsejan a los emprendedores que no sigan adelante con su negocio hasta que hayan investigado hasta el último detalle del trabajo que desean iniciar, y estén absolutamente seguros de que todo funcionará y será rentable.

El problema con ese enfoque es que conduce a la dilación. Nadie realmente tiene todas las piezas en su lugar, incluso después de haber comenzado el negocio. Sí, necesitas investigar el mercado, tener un plan rudimentario y hacer cosas como obtener una identificación fiscal si es necesario, registrarte con los funcionarios locales, si es necesario, etc. Pero si intentas que todo sea perfecto antes de lanzar, puede que nunca consiga iniciar.

Riesgos controlados

Muchas personas creen que los emprendedores son tomadores de riesgos. Pero en su mayor parte, a los exitosos no les gusta caminar con los ojos vendados. En cambio, toman riesgos controlados. Prueban una idea a pequeña escala, luego desarrollan lo que funciona bien, modifican lo que se muestra prometedor y descartan los desastres.

No te fijes en los errores ni te desmoralices por ellos, todos los cometen. La diferencia entre las personas exitosas y todos los demás es que las primeras aprenden de los errores y siguen adelante. No insisten en el fracaso, culpan a la economía, maldicen su mala suerte o culpan a otras personas por su destino.

Nuevos caminos

Si el camino hacia tu objetivo está bloqueado, busca un camino alternativo o, a veces, eligen un objetivo diferente y más asequible.

Aprende de los demás. Encuentre mentores, únete a grupos con personas de ideas afines, aprende todo lo que puedas sobre tu industria y lo que se necesita para llegar desde donde estás a donde quiere estar. Asiste a conferencias de la industria. Toma cursos de formación cuando estén disponibles. Compra cursos ofrecidos por expertos. Ahorrarás una gran cantidad de prueba y error al aprender de las personas que han estado allí antes.

Piensa en lo que haces como un negocio. Lleva un registro de los ingresos y gastos, mantén el dinero de la empresas separado de los fondos personales, descubre qué regulaciones necesita cumplir tu empresa.

Si desea construir un negocio, necesitas desarrollar sistemas y métodos que te permitan contratar a otras personas para hacer el trabajo del negocio mientras lo planificas. Limita el potencial de crecimiento si no llevas a otras personas a trabajar contigo.

Piensa en inversiones externas

Si el negocio que estás comenzando necesita que los inversionistas crezcan, has lo que puedas para averiguar qué buscan los inversores y dónde encontrar a quienes podrían invertir en su tipo de negocio. El ángel local y los grupos de capital de riesgo son un buen lugar para comenzar: asista a las reuniones que celebran o en las que hablan los inversionistas.

Abraza el marketing digital. Incluso si tienes una empresa muy local, necesitas una presencia digital completa. Como mínimo, necesitas un sitio web de aspecto profesional, una lista de correo electrónico que te permita comunicarte con los clientes actuales y potenciales de forma regular, y presencia en los canales de redes sociales que tus clientes frecuentan.

Si bien puedes obtener muchos de los clientes de boca en boca, referencias o redes, todavía necesitas una fuerte presencia digital. El motivo: es probable que los clientes potenciales te busquen en la web antes de decidir si se comunican contigo o no.

Lo que es rentable ahora, no será necesariamente rentable el próximo año o dentro de diez. Entonces, no te dejes caer en la rutina de “esta es la forma en que siempre he hecho las cosas”. Mantén tus ojos y oídos abiertos para cosas nuevas, y a comerte el mundo.

descarga ebook evolución startups en méxico

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.