Artículos

El Internet de las Nanocosas y algunas de sus aplicaciones

Comparte este contenido:

El Internet de las Nanocosas nos ofrecerá información valiosa para resolver problemas que aquejan principalmente a los organismos vivos.

Aunque el Foro Económico Mundial la denominó una de las tecnologías emergentes del 2016, el Internet of Nano Things o Internet de las Nanocosas (IoNT) ha sido uno de los campos que se han venido desarrollando e investigando desde principios del siglo XXI pero no fue sino hasta el 2010 que apareció en la publicación IEEE Wireless Communications, un paper firmado por Ian F. Akyildiz y Josep Miquel Jornet, ambos del Instituto Tecnológico de Georgia, quienes en este artículo describen lo que ellos bautizaron como The Internet of Nano-Things.

En este artículo, los autores definen el novedoso campo del IoNT como: “la interconexión de dispositivos a nanoescala a redes clásicas y al Internet”.

Este nuevo campo tecnológico ha sido posible gracias al avance de la nanotecnología, principalmente, en el descubrimiento de nuevos materiales (grafeno y otros) y el desarrollo de nanomateriales , nanodispositivos, nanomáquinas, nanobots, nanorobots, nanoredes, nanosensores, nanoactuadores y la nanocomunicación.

En este sentido, para que el Internet de las Nanocosas sea posible, la comunicación se debe dar a niveles de nanoescala y esto sólo es posible, hasta el momento, por medio de la comunicación molecular y la comunicación nano-electromagnética.

En la comunicación molecular, la transmisión y recepción de información son codificadas en moléculas. En la comunicación nano-electromagnética, es definida como la transmisión y recepción de radiación electromagnética (EM) de los componentes basados en nuevos nanomateriales.

Para que esto sea posible, la arquitectura de la red debe darse a niveles nano con nano-nodos, nano-routers, nano-micro dispositivos de interfase, microgateways, etc.

Según un reporte de MarketsandMarkets el mercado del Internet de las Nanocosas en el 2022 será de 9. 69 mil millones de dólares y en ella están involucradas las principales empresas de tecnologías de la información.

Los campos en los que se aplica el Internet de las Nanocosas se dan principalmente en la salud, el monitoreo ambiental, en la agricultura de precisión pero este también se puede aplicar en el ámbito militar, espacial, en la robótica, biónica, en drones y en la producción industrial.

Para ser más precisos, el IoNT según Sasitharan Balasubramaniam y Jussi Kangasharju, especialistas en la materia, el Internet de las Nanocosas se está aplicando en el monitoreo y colecta de actividad biológica vital y en procesos de enfermedades de pacientes (ejemplo, empresa Synlogic). Este tipo de aplicaciones se pueden extender para el rastreo de propagación de enfermedades virales como hospitales, aeropuertos y restaurantes. Asimismo, se monitorea el ambiente para determinar los niveles de contaminación (ejemplo, Red de Nanosensores de ozono de Castilla-La Mancha), de gases de efecto invernadero o de radiación. En el sector agrícola, con el Internet de las Nanocosas se puede determinar si el ganado ha sido afectado por alguna bacteria, virus o infección, al introducir nanosensores al interior de los animales. Asimismo, esto se puede implementar en sembradíos y cosechas.

Cómo podemos observar, el Internet de las Nanocosas nos proveerá de información sumamente valiosa que nos llevará a tener más avances para resolver problemas que atañen a toda la humanidad.

Ebook: Estado del Internet de las Cosas en México

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.