Artículos

Descubre qué es el Cloud Monitoring y cómo puedes implementarlo

Comparte este contenido:

El cloud – de tipo privado, público o híbrido –, cuesta. Por eso importa monitorearlo para reducir tiempos de inactividad y lograr un rendimiento óptimo.

Suele haber dos razones por las que las empresas deciden mover su infraestructura de tecnología (o parte de ella) hacia entornos cloud o de nube. Hacer un mejor uso de los recursos y reducir costos.

KEY INSIGHT

Agilidad y escalabilidad, dos características que ofrece la nube. Hacer monitoreo facilita una mejor capacidad de respuesta. Llevar un control de lo que se consume en relación con el uso que se le dio, da visibilidad a la inversión.

Por cuestiones de estrategia o incluso de cumplimiento, la transición no se da al 100% normalmente. Se pasan algunos servicios, que no se consideran vitales para la empresa y se mantiene lo que es clave para la operación del negocio en los equipos de la compañía. Los usuarios pueden rentar los servicios de nube de algún proveedor, utilizando nubes públicas o privadas o hacer uso de un esquema híbrido.

De acuerdo con la segunda encuesta a propósito de cómo va la adopción de nube en el país, realizada por Netmedia Research, a la fecha, casi 80% de las organizaciones mexicanas ya opera con servicios en la nube, mientras que la mitad de los CIO mexicanos dijeron que en sus empresas más de 50% de sus aplicaciones corren en modelo cloud.

Cargas de trabajo de manera óptima

Las organizaciones que dan el paso a la nube buscan que no haya retrasos en los tiempos de respuesta que tienen ciertas aplicaciones, que las cargas de trabajo se realicen de manera óptima con los recursos necesarios, no pagar por tiempos muertos y una preocupación constante es mantener la seguridad de los datos.

Desde esta perspectiva, es importante contar con un monitoreo de la información que se tiene en la nube para controlar su rendimiento. Llevar un control de los recursos IT que se consumen en la nube en relación con el uso que se les dio, da visibilidad a la inversión.

Escalar la información

Una de las características por las que las compañías optan por el cloud es por la posibilidad de escalar lo que se contrata cuando se requiera sin tener que hacerlo de manera permanente – y así tener la seguridad de que solo se paga por lo que se usa –. Sin embargo, perder de vista el aumento especial de los recursos puede provocar que los costos se disparen.

Por ejemplo, si la compañía vende productos en línea – artículos que pueden ser obsequios – y participa en promociones como las de “El buen fin” o el periodo de Navidad, seguramente esos meses tendrá un gasto mayor en la nube porque amplió los recursos de TI que utiliza en ella para ofrecer respuesta ágil a un número mayor de clientes esos días. Será notorio el aumento en determinadas fechas porque se trató de eventos previstos.

Pero si no era algo que se tenía programado de antemano, un exceso en el uso de los recursos cloud inesperado e injustificado puede notarse en su inicio, antes de que impacte el presupuesto de la empresa y le genere gastos indebidos.

Seguridad en el monitoreo

La cartera es el primer impacto, pero esto no solo es una cuestión de costos. Hacer monitoreo de nube también es importante por el aspecto de seguridad. Pueden utilizarse soluciones que hagan un escaneo y análisis de los datos antes de que salgan de la red, para prevenir su pérdida.

El año pasado, en su conferencia anual Cloud Next 18′, Google anunció novedades como la incorporación de asistencia predictiva y opciones de colaboración en G Suite; la extensión de Cloud AutoML y Cloud Services Platform, un conjunto servicios en la nube que permite automatizar entornos de múltiples nubes.

Durante el evento, Urs Hölzle, vicepresidente senior de Infraestructura en la nube de Google Cloud, afirmó que uno de los grandes desafíos actualmente es que 80% de las compañías utilizan un servicio de nube híbrido o multinube, lo que representa una serie de complejidades en el procesamiento de datos.

¿Por qué monitorear?

Por otra parte, en el blog de Ipswitch se enlistan cinco funciones de un monitoreo en la nube. Estas son la supervisión de sitios web, el monitoreo de máquinas virtuales, de bases de datos, de almacenamiento en la nube y la supervisión de red virtual.

De acuerdo con Rackspace, para hacer monitoreo de la nube se pueden usar herramientas manuales y automáticas. Dichas herramientas “permiten probar la velocidad, funcionalidad y confiabilidad de una aplicación para que pueda asegurarse de que su funcionamiento es óptimo”.

El monitoreo puede hacerse utilizando software como servicio (SaaS, por sus siglas en inglés), o contratarse con el proveedor de servicios de nube con el que se tenga el contrato. La decisión dependerá de la estrategia de la empresa y de su presupuesto. Hacer el monitoreo es importante porque incluso puede anticiparse a posibles problemas.

Regístrate y descarga gratis la infografía: El ABC del Cloud Computing

Autor: Maricela Ochoa

Periodista enfocada en tecnología de información que comenzó a conectarse a Internet desde que se usaban los módems y las líneas telefónicas. Unamita con especialidad académica en mercadotecnia y branding por el ITAM y la Fundación Universidad de Bogotá “JorgeTadeo Lozano”, respectivamente. El género periodístico preferido de Maricela es la entrevista. Storyteller que disfruta de la fotografía y la astronomía.

Autor: Maricela Ochoa

Periodista enfocada en tecnología de información que comenzó a conectarse a Internet desde que se usaban los módems y las líneas telefónicas. Unamita con especialidad académica en mercadotecnia y branding por el ITAM y la Fundación Universidad de Bogotá “JorgeTadeo Lozano”, respectivamente. El género periodístico preferido de Maricela es la entrevista. Storyteller que disfruta de la fotografía y la astronomía.