Artículos

¿Cuál es el papel del blockchain en la recuperación de datos?

Comparte este contenido:

La cadena de bloques o blockchain es una tecnología que pueden utilizar diversas industrias para almacenar su información de manera segura.

El blockchain es una tecnología que llegó para quedarse pues garantiza la protección de datos y seguridad cibernética en la comunicación y cuando las empresas e instituciones comparten información entre sí.

KEY INSIGHT

Blockchain es una tecnología que ofrece a las compañías la oportunidad de acceder a los datos cuando se desee, siempre y cuando el usuario tenga los permisos correspondientes.

Pero vamos a empezar por el principio, ¿qué es el blockchain? Esta tecnología consiste en una base de datos formada por una serie de bloques que no pueden modificarse una vez que un dato fue publicado pues cuenta con un “sello confiable” al momento de ser dado a conocer y se liga a un bloque anterior.

Esta cualidad permite que no se pierda información  aunque sea modificada o cambiada por algunas de las personas que formen la cadena o grupo de cadenas pues queda una “memoria” con los datos.

Por eso el blockchain también se utiliza para almacenar información o asegurarla lo que facilita la recuperación de datos.

La seguridad de esta innovación tecnológica permite garantizar la identidad del usuario, la transacción de la información y protege la infraestructura crítica.

Información resguardada

No podemos olvidar que diariamente se generan grandes cantidades de datos que viajan por internet y se almacenan en la nube, toda esta información requiere estar resguardada y viajar de manera cada vez más segura.

Por eso las empresas tecnológicas tienen en sus manos el almacenamiento y análisis de gran cantidad de información lo que lleva a que los encargados de tecnología de las empresas incluyan blockchain para facilitar el manejo de datos y hacerlo más seguro.

Blockchain es una tecnología que ofrece a las compañías la oportunidad de acceder a los datos cuando se desee, siempre y cuando el usuario tenga los permisos correspondientes; permite que la información se use para explorar nuevas oportunidades y aleja las amenazas externas.

Por ejemplo, en transacciones financieras, donde un usuario realiza una transacción bancaria entre una institución financiera y otra, la información se comunica entre dos bancos y si se realiza en una cadena de bloques o blockchain es más segura la transacción y es posible garantizar los datos del cliente así como llevar el historial del mismo.

Si pensamos en este esquema multiplicado por millones de intercambios bancarios que se realizan diariamente resulta una tecnología que beneficia a bancos y a sus clientes.

Blockchain y IoT

Las soluciones basadas en blockchain permiten que tu empresa tenga un modelo descentralizado donde quienes forman parte de la red o cadena de bloques puede tener una copia actualizada de la información.

El blockchain también funciona para industrias que utilicen el Internet de las Cosas así como en la automatización de procesos.

El blockchain permite monitorear la información recabada por sensores de Internet de las Cosas y evitar que haya datos duplicados o erróneos.

Garantiza la seguridad en la transmisión de datos así como en su almacenamiento.

Con blockchain los sensores pueden ser autónomos, contar con una identidad individual y garantiza la integridad de los datos y de la comunicación entre los mismos.

Los sensores y máquinas pueden generar un historial de las conexiones lo que ayuda a resolver problemas futuros y poder lograr que los procesos sean más eficientes.

Nuevo llamado a la acción

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.