Artículos

Conoce cómo el Big Data beneficiará al sector educativo

Comparte este contenido:

La educación virtual tiene la ventaja de que la interacción con sus distintas plataformas se convierten en Big Data, información con la que se puede proponer innovadores procesos de enseñanza aprendizaje.

Como muchas otras actividades, la educación también produce grandes cantidades de datos (Big Data), ya sea en la gestión o administración educativa o en los propios indicadores de desempeño de cada uno de los estudiantes.

KEY INSIGHTS

  • En México hay 79.1 millones de usuarios de internet.
  • En una encuesta realizada por la Asociación de Internet.MX, del total de los encuestados que esta cursando un programa académico: 49% lo hace de manera presencial, 36% en línea y 15% de manera mixta.
  • De quienes lo hacen en línea, la flexibilidad de horarios es el principal motivo de elección en esta modalidad.

Indudablemente, las tecnologías de la información y la digitalización han permitido recabar desde distintas fuentes datos relacionados con la educación por lo que las estadísticas e indicadores se han multiplicado y expandido revelando información minuciosa sobre los sistemas y los distintos actores del sector educativo.

Nuestro país debido a su sistema y lastres en la política educativa con actores perniciosos que la controlaban no contaba con datos confiables sobre el sistema educativo, es más, especialistas y la prensa denunciaron, durante el proceso conocido como reforma educativa llevado a cabo el sexenio pasado, que estos eran inexistentes, no se tenían datos confiables sobre la cantidad de escuelas, infraestructura, número de docentes ni estudiantes inscritos en el sistema educativo nacional básico. Afortunadamente, esto ha comenzado a cambiar.

Por otra parte, la irrupción de nuevas modalidades educativas como la educación en línea y las tecnologías que las habilitan han hecho posible la abundante recopilación de datos.

Por ejemplo, en un curso en línea, el Sistema de Gestión de Aprendizaje (LMS) o Entorno Virtual de Aprendizaje provee distintas métricas o indicadores de la interacción del estudiante con la plataforma, por la que en ella se pueden distinguir: el número de ingresos que tuvo el estudiante al LMS; el recorrido que hizo por los contenidos educativos; los objetos de aprendizaje que visitó; tener un registro de su participación en foros o wikis; los reactivos que contestó y desde luego la evaluación de su desempeño, entre muchas otras. Con esta información, el cuerpo académico puede mejorar sus procesos de enseñanza aprendizaje e incluso personalizar la enseñanza (aprendizaje adaptativo).

El uso de Big Data en los procesos formativos se le conoce como analítica de aprendizaje o learning analytics que según el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF) de España consiste en “medir, recopilar, analizar y proporcionar informes a partir de los datos que los alumnos generan en sus procesos y contextos de aprendizaje, con el fin de comprenderlos y optimizarlos y, en definitiva, ofrecerles una experiencia de aprendizaje rica, personalizada, adaptada a sus intereses y necesidades individuales”.

Además de los datos que recopilan y ofrecen los Sistemas de Gestión de Aprendizaje, también existen diversas plataformas de learning analytics que en algunos casos pueden convivir con los distintos entornos virtuales de aprendizaje existentes e incluso con redes sociales utilizadas con fines formativos y otros dispositivos como el Internet de las Cosas (u-Learning), éstas plataformas pueden tener propósitos distintos en su analítica de datos, algunos de ellos son: Cognitive Tutor, Civitas Learning, Conexus Engage o Khan Academy.

La confluencia de modalidades educativas como el e-learning, el mobile learning o el blended learning junto con el Big Data dotan a los docentes y a las autoridades educativas de información sumamente valiosa para desarrollar estrategias basadas en datos confiables pero sobre todo en la actividad de aprendizaje de los estudiantes o de los individuos que se capacitan a través de estas modalidades con lo que se pueden desarrollar currículos educativos o diseños instruccionales más eficaces para elevar la calidad de la educación tanto formal como informal.

De esta manera, el Big Data es una herramienta valiosa para el sector educativo que utilizada inteligentemente permitirá tener individuos mejor educados y con más habilidades para el mundo cambiante de hoy.

descarga ebook big data

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.