Artículos

¿Cómo funciona el IoT? ¿Qué lo hace posible?

Comparte este contenido:

Saber cómo funciona el Internet de las Cosas te ayudará a  subirte de lleno a esta tendencia que sigue creciendo a pasos agigantandos y cambiando las industrias.

Mucho habrás oído sobre el Internet de las Cosas (IoT), su evolución y tendencias a corto plazo. Inclusive cómo está revolucionando muchas industrias en el mundo. Sin embargo, ¿Sabes cómo funciona? ¿Qué hace posible que exista esta comunicación máquina a máquina?


    • La información máquina-máquina (M2M) que se genera tiene una amplia gama de usos, pero se ve comúnmente como una forma de monitorear la salud y el estado de las cosas, inanimadas o vivas.
    • El verdadero IoT es donde se despliegan diferentes aplicaciones por razones específicas, y los datos recogidos de las máquinas y objetos que se están supervisando se ponen a disposición de aplicaciones de terceros.
    • La expectativa es que el IoT proporcionará más valor que lo que se puede derivar de aisladas islas de información.

Para que entiendas su funcionamiento, es primordial que sepas que el IoT es esencialmente es un sistema de máquinas u objetos equipados con tecnologías de punta que cumplen con el objetivo de recopilar datos para que puedan comunicarse entre sí.

La información máquina-máquina (M2M) que se genera tiene una amplia gama de usos, pero se ve comúnmente como una forma de monitorear la salud y el estado de las cosas, inanimadas o vivas.

Normalmente los administradores de TI pueden usar el Internet de las Cosas para obtener cualquier tipo de información en su entorno físico. De hecho, ya lo hacen, y muchas veces no te das cuenta. Por ejemplo, con los beacons en diversos centros comerciales o aeropuertos, que se conectan con tus equipos móviles para saber cuánto tiempo pasas viendo un producto o servicio, cuánto estuviste en la tienda, que compraste, etc.

Otro ejemplo de cómo funciona podría ser el uso que le da la empresa brasileña de servicios de localización llamada Cargo Tracck, la cual utiliza el IoT para impedir la deforestación en la selva amazónica. Esta compañía coloca sensores M2M de la compañía de seguridad Gemalto en árboles en áreas protegidas. Cuando un árbol es cortado o movido ilegalmente, la policía recibe un mensaje con su ubicación GPS, lo que permite a las autoridades rastrearlo para arrestar a los delincuentes.

Aunque muchos consideran que la comunicación entre redes M2M es cerrada, ese modelo es realmente una intranet de las cosas. Por ejemplo, en ella las aplicaciones se despliegan con un propósito específico y no interactúan fuera de esa red. El verdadero IoT es donde se despliegan diferentes aplicaciones por razones específicas, y los datos recogidos de las máquinas y objetos que se están supervisando se ponen a disposición de aplicaciones de terceros. De ahí que sea universal su funcionamiento en muchos equipos.

La expectativa es que el IoT proporcionará más valor que lo que se puede derivar de islas de información. Para que trabaje en centros de datos, las plataformas de los proveedores competidores deben ser capaces de comunicarse entre sí. Esto requiere que la interfaz de programación de aplicaciones estándar de todos los vendedores y equipos se puedan conectar, tanto para los sistemas como para varios dispositivos.

Un ejemplo de ello es el protocolo Message Queuing Telemetry Transport (MQTT) de IBM, el cual es un estándar abierto que ayudaría a varios proveedores a participar en esta industria del Internet de las Cosas.

Otros integradores de sistemas, como HP, están empezando a abrir sus sistemas para que sean menos restrictivos, así como los operadores de telecomunicaciones están permitiendo que diferentes redes, no sólo las suyas, sean parte del ecosistema de IoT.

Para hacer posible el IoT se necesitan los centros de datos, los sensores, la plataforma que permita la comunicación entre equipos y desarrolladores, una buena infraestructura de banda ancha. A largo plazo, una consecuencia del internet de las cosas podría ser un gran volumen de datos entrantes que requieren importantes servidores, particularmente para el procesamiento y almacenamiento de la información, algo en lo que ya se trabaja para eficientar ls operaciones. Es así como funciona esta tecnología que sigue tomando al mundo en sus sensores.

Ebook: 5 Pasos para implementar el IoT en tu empresa

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.