Artículos

¿Cómo benefician los robots colaborativos a las PyMEs?

Comparte este contenido:

Los recientes desarrollos en el campo de la robótica y la automatización, la inteligencia artificial y la tecnología conectada están dando lugar a una nueva generación de robots colaborativos.

Las pequeñas y medianas empresas pueden beneficiarse enormemente de las soluciones avanzadas de automatización. Por tanto, como propietario de una pequeñas y medianas empresas (PyMEs) debes pesar en invertir en los robots colaborativos, también llamados Cobots, para aumentar su productividad y rentabilidad de tu negocio, y promover un entorno de trabajo más seguro.

KEY INSIGHT

Como la personalización masiva se está convirtiendo en la norma en el ámbito de la fabricación, las PYMEs se enfrentan al desafío de establecer y mantener sistemas que ofrezcan flexibilidad para satisfacer las diversas necesidades de los clientes.

Este tipo de tecnologías ofrecen una solución de automatización asequible para las PyMEs de todo el mundo y, por supuesto, grandes beneficios que impulsarán tus planes a corto plazo.

¿Ya pensaste en la seguridad para los trabajadores? Para las PyMEs que desean adoptar la robótica y la automatización, la seguridad de los empleados es la principal prioridad. Los robots industriales complejos y pesados generalmente se colocan detrás de cercas o jaulas, ya que sus movimientos rápidos y pesados se consideran inseguros para la interacción humana, lo que los hace inadecuados para las pequeñas y medianas empresas.

Los robots colaborativos, en cambio, son livianos y cumplen con normas de seguridad. Estas pautas ayudan a los fabricantes pequeños y medianos a garantizar que los humanos puedan trabajar de forma segura con los equipos instalados.

Además, los cobots están diseñados para realizar tareas repetitivas y actividades en las que los trabajadores pueden sufrir lesiones. Por ejemplo, se usan comúnmente en la producción de medidores de flujo de agua ultrasónicos o digitales. En este proceso, los robots se utilizan para gestionar procesos de alta temperatura y tareas peligrosas, como las pruebas de circuitos eléctricos, convirtiendo el lugar de trabajo en un entorno habitable para la tecnología y los humanos.

Fácil implementación

La implementación de robots convencionales puede llevar varias semanas o incluso meses. Además, estos necesitan la presencia de expertos en robótica para ensamblar y programar los componentes. Las PyMEs a menudo dudan en invertir en estos desarrollos porque no pueden darse el lujo de gastar mucho tiempo, esfuerzo y dinero en la instalación de dichos equipos. Además, estas empresas no pueden permitirse contratar a un programador de robótica calificado para administrar estos complejos robots.

Los cobots, por el contrario, son fáciles de configurar, ya que generalmente se entregan mediante demostración. De hecho, la mayoría de ellos se pueden implementar en menos de un día. El operador puede entrenar y programar el brazo robótico para realizar tareas.

También entregan el plus de la versatilidad. Por ejemplo, varios cobots vienen con pinzas adaptables, ventosas y sensores de reconocimiento de objetos que ofrecen beneficios únicos durante el proceso de fabricación, lo que aumenta la producción.

Así mismo, la fuerza laboral existente puede ser entrenada para programar el robot colaborativo para realizar sus tareas. Las pantallas proporcionadas son muy fáciles de usar, evadiendo la necesidad de contratar un equipo especial de robótica para este propósito.

Mejora de la flexibilidad

Como la personalización masiva se está convirtiendo en la norma en el ámbito de la fabricación, las PyMEs se enfrentan al desafío de establecer y mantener sistemas que ofrezcan flexibilidad para satisfacer las diversas necesidades de los clientes.

Aunque los robots industriales especializados pueden mejorar la productividad de una empresa, no son adecuados para las PyMEs. Un ejemplo es el de las industrias manufactureras que suelen tener pequeños lotes de producción y requisitos cambiantes de productos, lo que les imposibilita el despliegue de robots industriales que son difíciles de reprogramar.

Alternativamente, los robots colaborativos son livianos y fáciles de reprogramar, lo que permite cambios rápidos con un mínimo de tiempo y esfuerzo de configuración. Sin necesidad de cercas, estos robots se pueden mover alrededor del taller con ruedas para completar varias tareas.

Extremadamente rentable

Implementar un robot colaborativo en tu negocio es fácil e implica los gastos menores a los robots industriales. Una vez que una empresa invierte en una pinza o en un brazo robótico, no se requiere ninguna otra inversión en aplicaciones específicas.

El maquinista simplemente necesita conectar y programar el dispositivo para comenzar a operar. En consecuencia, en comparación con los robots tradicionales, los cobots tienen un período de amortización más corto, lo que los hace ideales para tu PyME.

Regístrate y descarga gratis el ebook Conoce la IA que conseguirá clientes y ayudará a prevenir enfermedades

Autor: Karen Ortega

Experta en temas de tecnología y nuevas tendencias, reportera en HackerTV de ExcélsiorTV, y colaboradora en diversos medios especializados en Innovación, Ciencia y Tecnología.

Autor: Karen Ortega

Experta en temas de tecnología y nuevas tendencias, reportera en HackerTV de ExcélsiorTV, y colaboradora en diversos medios especializados en Innovación, Ciencia y Tecnología.