Artículos

App vs página web móvil: ¿Cuál elegir?

Comparte este contenido:

Decidirse por una página web móvil o una app depende de las características del producto o servicio que ofrece un negocio.

El futuro de la comunicación entre empresas y clientes está en la telefonía móvil; no hay duda, los teléfonos celulares se han convertido en el medio de comunicación preferido y más usado en todo el mundo para acceder a conocer y adquirir productos y servicios vía internet, a través de una app o página web móvil.

KEY INSIGHTS:

  • Los dispositivos móviles son el medio más usado para establecer nexos entre una empresa y sus clientes.
  • Para acceder a una página web móvil es necesario escribir el URL desde el teléfono celular.
  • Para acceder a una app sólo es necesario activar el icono de la aplicación que aparece en la pantalla.
  • Para decidirse por una página web móvil o una app es conveniente conocer el perfil del cliente.

Para que esto sea posible las empresas tienen la opción de adaptar su página web para que funcione en smartphones (también en tablets) o de instalar una app.

Diferencias entre una página web móvil y una app

Una página web móvil –también se le conoce como responsive design– es una adaptación de la página web que una empresa o negocio tiene a un teléfono móvil, es decir, que para ingresar a ella es necesario, a través del dispositivo móvil, entrar primero a internet e indicar el URL de la página, sin importar si el móvil funciona con sistema operativo Android, iOS u otro; en cuanto a las actualizaciones, es la página web y no el usuario quien las realiza.

Por su parte, una app es un programa que se descarga en los dispositivos móviles, utiliza memoria del móvil, necesita de la aprobación del usuario para actualizarse, por lo general no requiere de internet para funcionar y sólo en ocasiones hay que pagar por sus servicios; mientras que una página web móvil no tiene que descargarse en un teléfono celular, simplemente ahí está para quien desee entrar en ella, una app, al tener que descargarse, los usuarios la puedan eliminar por diferentes motivos.

Página web móvil o app ¿qué escoger?

Ante esta pregunta la respuesta es simple: depende de las necesidades y presupuesto de tu negocio; para saber con precisión qué opción elegir lo primero es definir si los productos o servicios que ofertas en internet requieren de una u otra opción, ya que existen productos que por sus características pueden ser ofertados desde una app y no desde una página web móvil y al revés; por ejemplo, si tu producto le ofrece al cliente información inmediata sobre eventos y espectáculos, precios, forma de adquirir boletos, así como rutas para llegar a ellos, lo adecuado es una app y no una página web móvil; no olvides que para el cliente acceder a una app es más fácil y rápido de usar que una página web móvil, ya que para entrar en ella hay que escribir un URL, lo que implica tiempo y esfuerzo, mientras que para la app sólo hay que oprimir un icono.

Otro punto importante es conocer –información que se puede extraer de un estudio de mercado– las preferencias de tus clientes reales y potenciales en cuanto al uso de apps o de páginas web móviles; por lo general, los jóvenes –de millennials para atrás, es decir, personas de entre 15 y 35 años– prefieren las apps, por lo que si tu producto o servicio va dirigidos a ellos te convendría usar más una app que una página web móvil.

No menos importante es saber el tipo de espacio donde tus clientes entran en contacto con tus productos o servicios; si es en la calle o en un transporte público o privado, los usuarios utilizan mayoritariamente una app;  si es en una oficina o lugar fijo, emplean más una página web móvil; esta información te ayudará a escoger la mejor opción.

También es importante que investigues qué tipo de recurso usa la competencia y si les funciona o no, para que tengas un referente significativo que te dé pauta para elegir de manera correcta lo que necesitas.

Un punto clave se refiere al presupuesto de que dispones: los gastos que implica adaptar una página web a un móvil son regularmente más económicos que los que implica crear y contratar una app, más si esta cuenta con atributos que la encarecen, que pueden ser muchos; así que consulta precios, planes y en función de esta información decide si puedes o no invertir en una app; si no estás en condiciones de hacerlo adapta tu página web a dispositivos móviles, experimenta, evalúa –el uso de Analytics te puede ayudar a medir el comportamiento de tus clientes– y si descubres que lo que necesitas es una app, elabora un plan de financiamiento para que tu negocio en un momento dado cuente con ella.

Define bien las características de tus productos y servicios, pondera tu presupuesto, revisa las ventajas y desventajas que te ofrecen tanto una app como una página web móvil y decide con inteligencia: el futuro será tuyo.

 

Regístrate y descarga gratis la infografía ¿Cuáles son los hábitos de navegación de tus clientes?

Autor: Jorge García

Escritor e investigador, de temas relacionados con la juventud, la lingüística, la literatura y el futuro de la cultura, su interés principal es estudiar y reflexionar sobre los riesgos y beneficios de la artificialidad tecnológica. Actualmente escribe un libro sobre ello.

Autor: Jorge García

Escritor e investigador, de temas relacionados con la juventud, la lingüística, la literatura y el futuro de la cultura, su interés principal es estudiar y reflexionar sobre los riesgos y beneficios de la artificialidad tecnológica. Actualmente escribe un libro sobre ello.